Dentro de los planes que hacemos al comenzar un viaje siempre tomamos en cuenta el itinerario, lugares, hoteles, transportes y ¿el seguro de viaje?

En ocasiones, para tramitar una visa seguramente has notado que esto es requisito indispensable para la obtención de la misma, incluso cuando viajas como turista. Sin embargo, esto no lo hacen para agregar un “pero” más a la lista y hacerlo tan molesto. La realidad es que en muchos países que exigen o recomiendan viajar con un seguro de gastos médicos, los costos por atención médica suelen ser muy elevados y esto representaría un gasto al gobierno. Es por eso que los países se blindan haciendo de este un requisito sumamente indispensable.

“Oye pero yo he entrado ocho veces de ida y vuelta a Francia y jamás me lo han pedido. Solo quieres espantar a la gente”

Esto es algo que veo en cientos de grupos de facebook sobre viajes y tengo una teoría sobre esto. Las personas buscan respuestas que se ajusten a lo que quieren escuchar y no a lo que deben hacer. Créeme, este tipo de comentarios no ayudan en nada a las personas que intentan hacer las cosas bien.

Pero bueno, sin dar tanta vuelta al asunto te explico un poco más de los seguros de viaje.

 

¿Qué es un seguro de viaje?

Un seguro de viaje es una cobertura o garantía que, además de atención médica por emergencias, accidentes o enfermedades, muchas veces puedes contar con asistencia legal, indemnizaciones por retrasos y cancelaciones de vuelos, pérdida de equipaje entre otros servicios.

 

¿Necesito comprarlo?

Es por eso que para mi esta es una de las preguntas de oro pues el dilema que existe en este tema es grande.
Mucha gente no lo ve necesario aplicando la frase “a mi nunca me ha pasado nada” o al ser un servicio un poco costoso y reducir el presupuesto de viaje prefiere no contratarlo. Es por eso que no te diré expresamente que contrates uno. Sin embargo, sí lo recomiendo.

 

¿Obligatorio?

El ejemplo más claro ahora mismo es Europa. Aunque algunos países pueden tener regulaciones distintas, por lo general entrar a la zona Schengen exige un seguro que cubra 30,000 euros, ya sea para visa de turista, trabajo, estudios, entre otras. En este caso no tengo más que decir, ¡contrátalo! Pues, aunque te encuentres a tu amigo traveller que sigue subiendo fotos de sus viajes de hace 5 años como si fuera hoy diciéndote que nunca le han solicitado el seguro médico, yo te digo que en caso de que te lo lleguen a solicitar y no lo tengas, tendrás asegurado un excelente regreso adelantado en la clase deportado. Un lujo que muy pocos precavidos pueden tener.

 

¿Cómo escoger mi seguro de viaje?

Existen muchas compañías aseguradoras pero antes de comprar por comprar o encontrar una oferta barata, toma en cuenta estos puntos

 

  • Cobertura internacional: Asegúrate de que la cobertura exista en el país que visitas. Existen aseguradores que ponen países con excepción de cobertura como Estados Unidos y Canadá.
  • Lineas de atención: Procura que tengan atención en tu idioma, que sea 24 horas y que sea gratis. IMPORTANTÍSIMO.. Verifica los numero de atención gratuitos internacional muchas veces vemos números extraños (números internacionales) y asentamos que ese será la linea a utilizar, sin embargo no siempre es así y en una emergencia esto se vuelve un serio dolor de cabeza.
  • ¿Reembolsos?: Muchas aseguradoras te piden que desembolses la cantidad para que ellos te lo reembolsen después. Un dolor de cabeza pues lo mejor es que la aseguradora se haga cargo desde el principio.
  • Montos de cobertura: No contrates por contratar. Asegúrate de que la empresa te cubra lo que pide el país que visitas.
  • Vigencia: Algunas aseguradoras te permiten contratar por días específicos y no por plazos fijos de 6 o 12 meses. Algo que puede reducir mucho la factura y ajustarse bastante bien a tu viaje.
  • Cobertura de equipo: Aunque no es super esencial para todos, si viajas con equipo de cómputo, fotográfico o cualquier otro equipo informático, lo mejor es tenerlo protegido ante algún robo, perdida o daño.

 

Esta información es lo que yo he vivido y me ha funcionado. He visto casos de personas que hicieron caso a sus “amigos” con la típica frase –No te lo piden, no es necesario– y han sido mandados de vuelta tan pronto como llegaron. Es cierto, muchas personas han pasado el control sin que se los soliciten, sin embargo esto solo ha sido un pequeño golpe de suerte y no significa que tu puedas ser uno de ellos.